Adriana & Jhon

Pensar en Daniel va mas allá que en un fotógrafo, es un artista y hoy felizmente puedo decir que se convirtió igualmente en un amigo, en un amigo que lo conocimos en un día y que será para siempre. Hablar de su trabajo es hablar de pura pasión transmitida en fotografías, fue una persona clave en nuestra boda y nos sentimos muy afortunados que el haya estado con nosotros en el día realmente más feliz de nuestras vidas. Las fotografías que nos tomó fueron geniales, es una persona muy creativa, que no deja de buscar ángulos, momentos, ideas que captar, me encantó igualmente como dirigió todos los tiempos, realmente ni nos dimos cuenta de todas las fotos tan maravillosas que nos tomó hasta la entrega, ya que estuvo por todos lados. Además de ser un gran profesional, es una persona maravillosa que ama su trabajo y lo transmite en cada segundo, de todas las fantásticas fotos que nos tomó, no hay persona en la boda que no recuerde un verdadero acto de malabarismo que hizo al pararse en una escalera y tomarnos una foto en forma de corazón con todos los invitados, fue un momento divertidísimo y que nunca olvidaremos, la foto fue INCREIBLE, disfrutamos cada momento su presencia, su trabajo y su amistad. ¡No puedes tener a alguien mejor que Daniel en tu boda!

Adriana & Jhon